Publicado el

Minoxidil antes y después: ¿qué esperar de este tratamiento?

Como sabrás, el Minoxidil es uno de los tratamientos para la alopecia androgenética más populares en todo el mundo. En un principio se comercializó para tratar la hipertensión, pero enseguida se convirtió en un fiel aliado de las personas que sufren pérdida de cabello. Y es que, curiosamente, uno de sus efectos secundarios era el crecimiento del pelo. En este artículo hablaremos del Minoxidil antes y después. ¿Qué ocurre tras tres y seis meses de su aplicación?

El Minoxidil está indicado para quienes sufren alopecia. Hay muchos tipos de calvicie, por lo que lo mejor es que sea un dermatólogo el que la diagnostique y, en su caso, recomiende este tratamiento.

Los primeros signos de calvicie suelen ser casi siempre los mismos: encontrar pelos en la almohada al levantarse, descubrir una cantidad inusual de ellos en la ducha, identificar entradas y áreas despobladas en la cabeza, etc. ¿Te reconoces?

Minoxidil antes y después de tres meses de uso

La primera regla para utilizar Minoxidil es tener paciencia. Los resultados acaban por llegar, pero no hay que desesperarse. En el caso de los hombres, la zona de las entradas y la coronilla son las primeras áreas en despoblarse. Suponen, así, indicios de una alopecia incipiente.

En las primeras semanas después de la primera aplicación de Minoxidil notarás que pierdes más cabello que, incluso, antes. No hay que asustarse, ya que esto es absolutamente normal. La explicación es muy sencilla: es necesario que se eliminen los cabellos muertos para que el pelo crezca más sano y con fuerza.

El primer mes de uso, por tanto, observarás estos cambios. No obstante, será a partir del segundo mes cuando la pérdida de cabello se detenga y el Minoxidil comience a hacer su trabajo.

Tras tres meses de tratamiento, aparecen las primeras señales de que, efectivamente, el pelo está creciendo. El cabello muerto se ha desechado por completo y aparece el pelo nuevo.

Mejores resultados a los seis meses

El tratamiento con Minoxidil es progresivo y no inmediato. Por lo general, los pacientes comienzan a observar los resultados esperados a los seis meses. Esto quiere decir que, después de medio año utilizando este medicamento, el cabello vuelve a cubrir las zonas de la cabeza antes despobladas. También, el pelo nace más grueso y, sobre todo, saludable.

Después de lograr el objetivo, es posible conservar el cabello de manera indefinida si se continúa con el tratamiento. En conclusión, a los seis meses ya es posible detectar si realmente el Minoxidil ha sido efectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *